Inicio > Sensibilización > Tirando piedras…

Tirando piedras…

El ser humano, un monstruo sin precedentes

Anna Bolena Meléndez

Venía por la carretera y un camión de marranitos se puso a nuestro lado, hacinados uno sobre otro, en un estado deplorable de salud, de esos pobres que terminan hechos carnitas y luego los consumimos sin el menor reparo de ser parte de un acto de crueldad.

Así vivimos nuestra vida, en un estado de continua inconsciencia y ufanándonos de la razón que nos pone en el tope de la cadena alimenticia. Nosotros, los seres humanos invencibles que podemos con todo y si aún no podemos con algo, seguro hay alguien buscando la forma de que se pueda. Nosotros, con la batuta de la vida y la muerte en la mano y luego dándonos golpes de pecho frente a un altar en el que desalojamos el alma de culpas que ni siquiera sanamos honestamente; quién quita y el infierno sí exista, mejor pretender que nos arrepentimos. Pero de qué cosas nos arrepentimos, ¿de desear la mujer del prójimo o de contar con mentiras una historia a nuestro beneficio? Pero quién se arrepiente de ser cómplice y tan culpable como el que tira la piedra a la hora de infligir crueldad a quienes comparten con nosotros el planeta del que nos adueñamos arbitrariamente.

La manera de llevar nuestra alimentación es la primera crueldad que vive latente en nuestro día a día: comemos carne sin escrúpulos, sin importarnos la vida de mierda que llevan esos pobres animales, valiéndonos madres si los matan lo menos humanamente posible, y si, además, nos infestamos el cuerpo con toxinas. No nos detenemos a pensar si ese pobre pollo creció encima de una pila de pollos obesos que no supieron lo que era caminar en un potrero, tener una vida digna. Nos importa un bledo si el foie gras, el delicioso foie gras, es producto de una de las crueldades más aberrantes hacia el mundo animal, importándonos un carajo si nos amarramos al cuello el cadáver de una chinchilla que tuvo la mala suerte de ser, literalmente, víctima de la moda.

Ahí van todos como borregos a mirar una corrida de toros, el espectáculo más sangriento del siglo XX y que ahora orgullosamente le llamamos “fiesta” en el siglo XXI (todavía), y digan lo que digan por defender su bendito circo romano de hoy, no es más que un acto de barbarie en contra de un ser vivo a quien no le dieron a escoger si quería ser burlado antes de morir.

Todos gritan y apuestan alrededor de dos gallos que con navajas en sus espolones pelean hasta sacarse los ojos, las tripas, todo por la chingada sed de sangre de algunos enfermos que necesitan ese tipo de violencia para divertirse.

¡Vamos a nadar con delfines! Tan bonitos y buena onda… Sí, si supieran lo que esos pobres pasan para darnos la “experiencia” de nadar a su lado, delfines acróbatas y focas que aplauden obligados a vivir en un cautiverio reducido a los límites de una alberca de balneario. Osos bailando en tutus de ballet y leones con la opción de comerse la cabeza de su entrenador y, aún así, no lo hacen. Elefantes y camellos que terminan paseando turistas que no sospechan la vida de porquería que llevan, pagando cientos de dólares por treparse en su lomo y convertirse en zar por un momento. Caballos que jalan carrozas llenas de globos, enfermos, flacos, hambrientos… ¡Venga a la calandria! Un atractivo turístico como pocos, un freak show equino para los que disfrutan de ello.

¿Bien, no? El ser humano, un monstruo sin precedentes a quien le sopla un pepino pasar por encima de quien sea con tal de obtener lo que desea, lo que se le antoja, esclavizando la vida ajena solamente por ser superior: ¿superior a qué y según quién?

Y aquí seguimos en un camino con las manos manchadas de sangre… Y el que esté libre de pecado que tire la primera piedra.

@alasdeorquidea

Facebook.com/alasdeorquidea

Alasdeorquidea@gmail.com

Categorías:Sensibilización
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: