Inicio > Mascotas Saludables, Tips > Cepillando a nuestro perro.

Cepillando a nuestro perro.

Continuando con el tema del cuidado físico de los perros, el tema a tratar es: el cepillado.

Todos tenemos la falsa creencia, de que sabemos cepillar correctamente a nuestro perro, creemos que es algo tan simple como hacerlo con nuestra cabeza cada mañana. Sin embargo, la técnica del cepillado en una mascota requiere un poquito más de esfuerzo, dedicación y cuidado.

En primer lugar debes de escoger adecuadamente el cepillo de acuerdo al tipo de pelo que tenga el perro, lo ideal es uno de fibras naturales, sin embargo, se pueden conseguir algunos otros de muy buena calidad y económicos en el mercado que pueden realizar la misma función, de igual manera no debemos descartar aquellos guantes con cerdas.

Si es un perro de pelaje largo: un cepillo de cerdas cortas.
Si es un perro de pelaje corto: un cepillo de cerdas largas.
Si es un perro de pelaje mediano: un cepillo de cerdas curvas.

Otras reglas que debes considerar son:

TODOS LOS PERROS necesitan ser acicalados, ello nos permitirá no sólo distribuir la grasa natural de su pelo, sino también identificar de manera inmediata si existen heridas, bultitos, parásitos o cualquier otra enfermedad que podría traer complicaciones graves si no se detecta a tiempo.

Recordar que el período de cambio de pelaje es: PRIMAVERA Y OTOÑO, estaciones en las que la atención a esta actividad debe de ser mayor.

Se debe de cepillar el perro en un promedio de DOS A TRES VECES POR SEMANA.

Cepíllalo empezando por la cabeza, en dirección hacia la cola, siguiendo siempre la dirección de crecimiento del pelo. Si tu perro tiene una capa espesa de subpelo, probablemente necesites levantar el pelo que está por encima. Cepíllalo desde la parte inferior de la capa hacia afuera, eliminando así el pelo muerto y los nudos. Sé tan cuidadoso y rápido como te sea posible, elogia a tu perro por haberse portado bien y recompensalo.

Sé que pensarás que en algunos casos el cepillado suele ser toda una odisea, pues nuestro amiguito no se dejará tan fácilmente, es por ello necesario acostumbrarlos desde muy pequeñito para que responda de manera efectiva a esta actividad, sin embargo, si tienes un perro adulto NO EXISTE EXCUSA para no hacerlo, simplemente tendrás que modificar paulatinamente su conducta, premiando cada vez que él te permita realizar el cepillado.

La higiene de un perro es parte importante de su salud, no lo olvides🙂

Categorías:Mascotas Saludables, Tips
  1. octubre 17, 2011 a las 9:59 pm

    Jejeje, qué gracioso el perro!
    La verdad es que me gusta cómo se ponen de cariñosos cuando les cepillas

    • octubre 18, 2011 a las 2:29 am

      Hola que tal, que bueno que te agrado!!! Saludos y gracias por leernos🙂

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: