Inicio > Mascotas Saludables > PERRITOS Y GATOS: AL DIVÁN.

PERRITOS Y GATOS: AL DIVÁN.

Hace relativamente poco se ha desarrollado una serie de estudios en los cuales se tratan de resolver algunos de los problemas psicológicos que los animalitos de compañía podrían desarrollar, casi todos ellos relacionados con cuadros de ansiedad, ira o fobia.

Esto no es realmente muy extraño, si consideramos que en ocasiones las metas y expectativas que pedimos son excesivas, así por ejemplo queremos que nuestro perro prefiera mil veces la cadena de oro, la uñas rosas así como su tinte del mismo color para que combine perfectamente con nuestro propio vestuario o decoración de la casa. Leyéndolo con detenimiento ¿No te parece una exageración?

Ahora bien, existen problemas que realmente no sabemos como resolver, por ejemplo un gato que no hace sus necesidades en el arenero, un perro que no come, un gato que tiene pánico a salir de la habitación. Estas conductas, que nos parecerían a simple vista inexplicables, tienen una sola causa: nosotros mismos.

La mayor parte de las ocasiones, para corregir una conducta, no será el animalito quién debe de ir a terapia, sino nosotros sus amos, pues estamos transmitiéndoles nuestros miedos y provocando ese tipo de acciones, o bien, tratando de que adquieran hábitos que van totalmente contrarios a su propia naturaleza.

De acuerdo a la psicología para animales Gabriele Zuske, la tarea es simple: el psicoanálisis para el dueño y la programación para la mascota. según esta especialista la única manera de comunicarse con un animal será por medio de imágenes, y de bastante paciencia para que Titi el perro supere su miedo a las bolsas de plástico, mientras que para Roberto, el dueño de Titi el proceso será más largo, habrá que llegar a fondo para saber cual es la causa, que acción realizó para que su pequeño actuará como actúa.

Según el artículo consultado, otros métodos utilizados son la homeopatía y la aromaterapía como apoyos.

Y aún cuando todo esto nos suena muy tentador, suele ser costoso, en Europa una consulta de este tipo implica un desembolso de cerca de 100 euros.

Pues bien, si estas medidas están fuera de tu presupuesto, lo importante aquí es: que en tus manos está la solución, así que la próxima ocasión que Morris el gato se haga del baño sobre el sillón, la solución no es gritarle, castigarlo o comprarle el arenero más “cool” sino preguntarte ¿Que es lo que estaré haciendo mal que afecta la conducta de mi amigo?

Fuente:Cafebabel.com..

Categorías:Mascotas Saludables
  1. Aún no hay comentarios.
  1. octubre 22, 2015 a las 8:53 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: