Inicio > GATI-ARTICULOS > Gatitos jóvenes y adultos conviviendo

Gatitos jóvenes y adultos conviviendo

bothlynneyun@gmail

Cuando tenemos mas de un gatito en casa seguro nos enfrentaremos al dilema de “uno es grande y el otro pequeño” ¿cómo acoplarlos? Aquí te daremos algunas pautas a seguir para que ambos vivan tranquilos

Gatos jóvenes inquietos y gatos mayores tranquilos.

Jugar con ellos es fundamental, tanto para su buena forma física como para que se socialicen mejor. El tiempo de juego es muy importante, como hemos destacado más de una vez en nuestros posts.

No hay límite al tiempo de juego, todo dependerá del que podamos dedicarle. A los gatos les gusta jugar, sea cual sea su edad, pero si conviven en casa gatos mayores con gatitos muy jóvenes, cada uno tendrá su propio umbral de paciencia, de exigencia y de resistencia.

Los gatos no son animales que estén preparados para realizar un ejercicio físico prolongado, sino para  carreras cortas, saltos o persecuciones repentinas. Las sesiones de juego de 10 o 20 minutos son suficientes, dependiendo de la condición física del animal y de su edad.

Es posible que el gato mayor abandone antes el juego mientras que el gato joven quiera seguir jugando. Cada uno debe tener la actividad que necesita sin verse limitado por el otro.

Digamos que el juego debe ser una constante, pero teniendo en cuenta que el juego debe ser un punto de unión para ellos. Mientras los dos gatos juegan juntos con nosotros, adaptemos el ritmo al más pausado, al mayor. Cuando el mayor decida que ya ha tenido suficiente, entonces podemos continuar con el gato joven con un ritmo un poco más intenso.

 

Gatos jóvenes inexpertos y gatos mayores educados.

Si el gatito pequeño ha sido el último en llegar a casa, necesitará un tiempo de aprendizaje y adaptación. No conoce el territorio, no conoce nuestras costumbres, no conoce los hábitos del gato mayor que ya vive con nosotros. Tiene que aprender, tanto de nosotros como de su compañero más experimentado.

Eso puede provocar ciertas fricciones al principio. Las conductas instintivas del gatito no son agresivas o malintencionadas, son sencillamente instintivas. Es nuestra tarea enseñarle y educarle. El gato mayor es su compañero pero no desempeñará el rol de padre o tutor, es decir, no debemos pedirle al gato mayor la paciencia que debemos tener nosotros. La responsabilidad es nuestra.

Si es el gato mayor el recién llegado, depende de cuál haya sido su vida anterior, tendremos una situación un poco más exigente. Porque tendremos un gatito pequeño, que ya estaba en casa pero que sigue siendo un cachorro con su energía, su vitalidad y su comportamiento natural; y tendremos un gato mayor recién llegado que viene con sus hábitos, sus costumbre y su bagaje.

En este segundo caso se requiere más paciencia porque serán los dos gatos los que estén aprendiendo, adaptándose al entorno y adaptándose a su compañero al mismo tiempo…

Desde luego, para equilibrar la convivencia toda ayuda es bienvenida. La ayuda y la colaboración de todos los miembros de la familia es esencial.

Fuente:http://elsecretodelosgatosfelices.com/

Categorías:GATI-ARTICULOS
  1. junio 24, 2013 a las 6:44 am

    You are so cool! I don’t suppose I’ve read through anything like this before.
    So great to discover someone with unique thoughts on this subject matter.
    Really.. thank you for starting this up. This site is something that is required on the web, someone with a bit
    of originality!

  1. septiembre 13, 2014 a las 9:12 am
  2. julio 11, 2015 a las 1:49 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: