Archivo

Archive for the ‘Sensibilización’ Category

IDENTIFICACIÓN EN PERROS Y GATOS.

Las placas de identificación pueden ser consideradas por algunas personas como un accesorio no indispensable para el perro o gato, cuando en realidad constituyen una manera eficaz para que tu mascota pueda regresar a casa.

Gran cantidad de amos, consideran que comprar una placa de identificación no es necesaria pues creen que cuidan lo suficientemente bien a sus animalitos como para que estos no se pierdan nunca. Grave error.

Un animal asustado, que se encuentra desorientado a causa del estrés y el miedo, puede llegar a caminar 42 kilómetros en un sólo día, por lo cual en una semana las posibilidades de encontrarlo en el area donde vive se vuelven muy remotas, y los carteles ofreciendo recompensas así como brindando datos del perro o gato extraviado, suelen no ser muy efectivos pues se reducen a la colocación del mismo en unas cuantas cuadras de donde vivia.

Y es que recuerda, siempre existe la posibilidad, SIEMPRE, de que por algún pequeño descuido tu mejor amigo peludo, pueda perderse: porque se eche a correr en el parque y no puedas alcanzarlo, dejar la puerta abierta mientras tiras la basura, que los niños lo dejen salir o cualquier otra situación, en la cual, la placa constituye el elemento de identificación indispensable, pues aporta una identidad: nombre, dueño, teléfono y en algunos casos domicilio (de igual manera los expertos sugieren que coloques la palabra ESTERILIZADO en caso de estarlo pues aumenta la probabilidad de que te lo regresen).

Si bien es cierto, que a ultimas fechas se ha difundido la colocación del chip, el cual consiste en la implantación de un microchip entre los omoplatos de los perros y gatos. La introducción del mismo es rápida y no necesita de cirugía. El microchip contendrá: datos del dueño, medico veterinario, y nombre de la mascota. No existe riesgo de homonimias pues cada chip tiene un número individua, mismo que en caso de pérdida, es difundido entre los médicos veterinarios y antirrábicos del país.

Lo ideal es la colocación de ambos métodos, placa y chip, pero el segundo suele ser un tanto más costoso, y si esta lejos de tu bolsillo, el primero no lo es.

No esperes a que sea demasiado tarde, no esperes a que los hechos te alcancen. Identifica a tu perro, dale voz para que en caso de pérdida pueda volver a casa.

Fuente:
http://www.avid.com.mx/chip.html

Categorías:Sensibilización, Tips

DUELO POR MUERTE DE UNA MASCOTA.

diciembre 22, 2011 5 comentarios

…No, mi perro me miraba dándome la atención necesaria
la atención necesaria
para hacer comprender a un vanidoso
que siendo perro él,
con esos ojos, más puros que los míos,
perdía el tiempo, pero me miraba
con la mirada que me reservó
toda su dulce, su peluda vida,
su silenciosa vida,
cerca de mí, sin molestarme nunca,
y sin pedirme nada.

Ay cuántas veces quise tener cola
andando junto a él por las orillas del mar,
en el Invierno de Isla Negra,
en la gran soledad: arriba el aire
traspasando de pájaros glaciales
y mi perro brincando, hirsuto,
lleno de voltaje marino en movimiento:
mi perro vagabundo y olfatorio
enarbolando su cola dorada
frente a frente al Océano y su espuma.
alegre, alegre, alegre
como los perros saben ser felices,
sin nada más,
con el absolutismo de la naturaleza descarada.
No hay adiós a mi perro que se ha muerto.

Y no hay ni hubo mentira entre nosotros.
Ya se fue y lo enterré, y eso era todo.

PABLO NERUDA

El término duelo, es utilizado en la tanatología (ciencia encargada del estudio de los procesos de la muerte, desde el punto de vista médico. religioso, antropológico, legal y psicológico) que describe la conducta de una persona frente a la perdida de una persona amada, no necesariamente puede ser el que fallezca el ser amado sino incluso una ruptura amorosa puede provocar la misma reacción.

En cuanto a una persona que ha perdido una mascota sumamente amada, generalmente se llevan acabo los mismos procesos que se llevarían acabo con un ser humano, ello depende más que nada del apego que se haya tenido al animalito.

Las fases del duelo son según la Psiquiatra Elisabeth Kübler Ross a) Negación y aislamiento. b) Ira. c) Pacto. d) Depresión. e) Aceptación y enfocadas al tema que estamos tratando ellas se llevarían acabo de la siguiente manera:

Negación: es difícil aceptar que la mascota ya no volverá. Se niega la muerte, pensando que está en algún lugar. Se hace difícil pensar en adoptar una nueva mascota, por miedo a ser “infiel” a la mascota perdida.
Culpa: se produce un sentimiento de responsabilidad por la muerte de la mascota. Comienzan los planteos del estilo “si hubiese sido más cuidadoso…”, “si hubiese acudido al veterinario más rápido…”.
Enojo: hacia uno mismo, hacia la enfermedad, hacia el veterinario que no salvó a la mascota, hacia los familiares que no reconocieron antes el problema. Es normal siempre y cuando no sea desmedido, ya que puede retrasar la resolución del duelo.
Depresión: estado de abatimiento e infelicidad, que consume habitualmente la energía y la motivación. Se siente sin fuerzas, llora sin cesar y tiene un nudo en el estómago. Incluso puede llegar a preguntarse cómo continuar su vida sin su mascota.
Aceptación y resolución: finalmente, se alcanza la aceptación de que la mascota amada se ha ido para siempre. En este momento, pueden reaparecer las emociones nombradas anteriormente pero con menor intensidad. Finalmente, esas emociones dejarán paso a los recuerdos añorables.

De acuerdo a lo que he leído sobre la problematica del Duelo, aún cuando son varias etapas, ellas no necesariamente deben de presentarse en prelación lógica, sino que pueden modificarse las mismas, es decir presentarse en desorden hasta llegar a la culminante que es la Aceptación. El tiempo en que una persona se sobre pone al duelo puede igualmente variar, desde dias hasta semanas o tal vez meses.

La página de Internet: “Mascotas” nos recomienda:

¿Cómo actuar ante la pérdida de una mascota?

Lo más importante en estos casos es no esconder los sentimientos. Uno está triste, es lógico. Es bueno expresar los sentimientos que lo acongojan a uno, para ello debe buscarse una persona que sea capaz de comprender lo que nos sucede, que haya vivido una situación similar o que ame a su mascota como uno amaba a la propia. Desahogarse con alguien que nos entiende, es el primer paso para comenzar a aceptar lo sucedido. No culparse es fundamental. Si bien es parte del proceso normal de duelo, rápidamente uno debe intentar deshacerse del sentimiento de culpa. Uno actúa como mejor puede en el momento que le toca vivir. Si se ha cometido un error que ha llevado a un accidente, no es culpa nuestra: fue tan sólo un terrible accidente. Si se ha debido optar por la eutanasia, debe confiarse en que ha sido la mejor decisión posible para evitar el sufrimiento de la mascota; es el veterinario quien debe recomendar esta opción y uno debe confiar en su juicio profesional. Perdonarse es imprescindible para sobrellevar el duelo. Muchas personas encuentran refugio en la escritura. Expresan su amor en cartas y poemas sobre la mascota perdida. Si hay niños en la casa, es recomendable decirles la verdad. Explicarles que la mascota ya no estará en casa y ayudarnos en el proceso de duelo.”

FUENTES:Wikipedia
Duelo Por una Mascota
Palabras de amor para mi mascota

IMAGEN TOMADA DE: MAJOR ENHACMENTS.

¿Para que me quieres?

diciembre 22, 2011 5 comentarios

Te has preguntado ¿Para que quieres un perro o un gato?

Antes de adoptar un perro o un gato, es indispensable que te hagas esta gran pregunta. En ningún momento trataré de desanimarte, sino al contrario, creo que es indispensable tomes conciencia de la importancia que tiene el adoptar un animal, y llevarlo a tu vida.

Cuando una pareja decide tener un hijo, lo planea con esmero, piensan el nombre que le han de poner si es niño o niña, le compran su ropita, juguetitos, su cunita e incluso calculan el costo económico que ha de tener el nacimiento del bebé, pero sobre todo, planean el hecho de que, quieren tener un hijo para dar amor y de dar vida con ese amor.

Un perrito y un gatito, si bien no es exactamente lo mismo, si es una situación muy similar. Un perro o un gato, son seres vivos que dependerán al noventa por ciento de nosotros, por lo tanto, debemos preguntarnos la razón por la cual queremos llevar a uno a vivir con nosotros.

No es el simple hecho de que nos hagan compañía, o por sentirnos solos, o esperar que ellos llenen un vacío emocional que tengamos (falta de pareja, de hijos, de familia etc), sino que debe de existir en nosotros el verdadero compromiso de dar amor a ese peludito que adquirimos, pues, si lo hacemos por razones equivocadas y totalmente precipitadas, al cabo de un tiempo, al modificarse las circunstancias que lo trajeron a nuestra vida, la mascota se volverá una carga.

Así tenemos mujeres que se casan y el perro les parece ya ahora un estorbo, parejas que ante la llegada de su primer hijo no quieren tener un gato cerca por miedo a que lo arañe o estudiantes universitarios que ante el cambio de domicilio abandonan también a su amiguito que anteriormente lo consideraban inseparable.

Debemos de ser conscientes, insisto, en el plan de vida que tenemos para nosotros mismos y en base a ello, decidir si podemos o no tener animales en casa. Ello no quiere decir que no puedas tener un perro, privarte de la dicha de tenerlo, pero tal vez para tí lo más apropiado sea ayudar, por ejemplo siendo un hogar temporal para un minino o un can, que ofrece todas las maravillas del amor incondicional que te regalara un ser al que le das una segunda oportunidad, sin tenerlo por un lapso muy prolongado de tiempo, sólo será por el tiempo en el que se le encuentre hogar definitivo, y le podrás sumar el hecho de ayudar a una protectora de animales, que en la mayor parte de las ocasiones se encuentra sobrepoblada e imposibilitada para poder auxiliar a más animalitos.

Por ello, cada vez que estes tentado a adquirir un animal detente, y piensa: ¿Para que lo quieres en realidad?

Categorías:Sensibilización

HAS SU SUEÑO REALIDAD.

diciembre 5, 2011 1 comentario

Categorías:Sensibilización

CORRIDAS DE TOROS: CRUELDAD ANIMAL.

diciembre 4, 2011 8 comentarios

Las corridas de toros son consideradas por mucha gente como la máxima expresión artística de: valor, elegancia y cultura. Sin embargo esto es un total y absoluto mito.

Una corrida de toros implica un sufrimiento terrible para el animal, no sólo durante el espectáculo sino dias antes de ser llevado al ruedo.

De acuerdo a las fuentes que consulte, no hay un dato exacto de cuando surgió esta terrible tradición. Sin embargo se sabe que los romanos ya llevaban a cabo estos actos, como una manera de atraer a la gente con fines meramente políticos.

Hoy en día, lo más común es que quienes van a una Plaza, son los “intelectuales y la socialité” además de un grupo de personas ignorantes,que encuentran diversión en ver la agonia lenta y cruel de un animal.

En España, país cuyo emblema aparentemente era esta actividad, ha dejado de llevarse acabo en varias localidades, entre ellas: Cataluña. En México no hemos logrado erradicarla, pese a los esfuerzos de un grupo de personas conscientes de la situación, que luchan en pro de la defensa de los animales.

Pero a todo esto ¿Que es una corrida de toros?

Pues bien, para que pueda realizarse una buena “corrida” todo inicia desde la preparación del toro, que de acuerdo a la siguiente narración se da de esta manera:

“La tortura de los animales empieza desde el momento mismo en que son preparados para ser transportados a la plaza de toros. El transporte generalmente se realiza en cajones de 90 centímetros de ancho, en los que los toros no se pueden girar ni mover e incluso a los toros de mayor tamaño les queda imposible agachar la cabeza.

Una vez en la plaza son sometidos a todo tipo de torturas. En comienzo, los toros se mantienen en corrales al aire libre, pero justo antes de la corrida son encerrados en corrales individuales y completamente oscuros donde, entre otras cosas, se les arrojan sacos de arena sobre los riñones, algunas veces se les recortan las astas; en otras ocasiones les hacen cortes en las patas traseras que luego cubren con aguarrás o amoniaco de manera que el animal sienta escozor y no deje de moverse. Se dice incluso que a veces se les unta vaselina en los ojos para distorsionar su visión, se les administran laxantes, se les pone algodón dentro de la nariz y se les clavan alfileres en los testículos.

Finalmente, antes de salir al ruedo, se les clava un arpón con una cinta de colores en el lomo, llamado “divisa” y que representa a la ganadería.

Una vez en el ruedo, el animal recibe todo el impacto de la luz y queda momentáneamente ciego.

Después de empezada la faena, el toro es sometido a la pica. Este es un acto cruel en el que el animal recibe entre uno y tres puyazos, con un arpón que en la actualidad tiene 10 centímetros de largo. Por lo general, es necesario que un picador sea robusto para que emplee toda su fuerza y peso contra las carnes del animal, de manera que alcanza a abrir un hueco en la piel de hasta 40 centímetros de largo.

La pica produce una hemorragia tanto externa como interna, de manera que el animal empieza a desangrarse. Hay datos que comprueban que el toro puede perder hasta dos litros de sangre de un total de 19, es decir un 10% del total.

El propósito de la pica es “ahormar” la embestida del toro, pero en realidad lo que hace es cortar los músculos que sostienen la cabeza, de manera que el animal no puede levantarla, facilitando la labor del torero y disminuyendo el riesgo para el torero.

Existe incluso un estudio realizado entre el 25 de mayo y el 8 de junio de 1998 por un grupo de veterinarios, sobre un total de 83 toros lidiados que comprueba que: el 95% de los puyazos fueron hechos fuera de la zona ideal y el 54% causó una hemorragia mayor de lo deseado. El 100% de los puyazos logró una profundidad de más de 10 centímetros, con un promedio de 21.6 centímetros y varios de ellos con más de 30 centímetros.

El 62% se realizó practicando la suerte del “mete y saca” con un promedio de 7.4 mete y sacas por pica, que según lo reglamentado son tres, es decir, recibe 22,2 mete y sacas. Además, cada puyazo alcanza hasta 3,57 trayectorias en la carne de un toro, lo que significa que al final del tercio de varas el animal queda con más de 10 heridas internas.

Es decir ninguna de las veces se realizó siguiendo las normas del reglamento taurino.

Posterior al tercio de picas, el animal recibe mínimo dos pares de banderillas, pero no hay límite para ellas. Cada banderilla tiene un arpón de 6 centímetros.

Las banderillas se clavan en las carnes del toro y causan desgarros musculares pues giran dentro de ellas. Ocasionalmente, cuando éstas estorban la labor del diestro, son arrancadas a la fuerza, lo que causa un dolor mayor y una herida aún más grande.

Finalmente, el toro, preparado para morir, recibe la estocada. La espada de matar tiene un largo de 40 centímetros. El objetivo es cortar la aorta y la vena cava posterior.

Sin embargo hay estocadas defectuosas, en su colocación, que pueden perforar los pulmones, provocar hemorragia bucal, cortar los tendones de los remos delanteros, lesionar la médula espinal, entre otras.

Después de la estocada viene el descabello o la puntilla. Es decir, un peón de brega trata de seccionar la médula espinal a la altura del cuello con un puñal corto o una espada con cruceta.

Pero en muchas ocasiones el toro no muere, sino que queda paralizado o pierde el sentido, de manera que se da cuenta de que está siendo arrastrado por las mulillas y siente cómo es desollado vivo en las instalaciones de la plaza.

Cuando la puntilla está bien dada, el toro puede sentir durante más o menos 15 minutos, de manera que siente cómo le cortan las orejas.”

Como notaras, es un acto de suma crueldad. En Rescate Animal nuestra labor es difundir y preservar los derechos de los animales, a fin de erradicar la crueldad en todas sus formas, incluyendo esta, que no tiene nada de cultural, ni de deporte y que es en cambio, una forma de sufrimiento extrema, sin sentido alguno.

Fuentes:MUPRA: MÉXICO UNIDO POR EL RESPETO A LOS ANIMALES (Imagenes Cortesía de..)
Preparaciondeltoro
Torolloradesufrimiento

Categorías:Sensibilización

¿Cómo puedo ayudar?

noviembre 14, 2011 3 comentarios

Hay dos términos que solemos los seres humanos utilizar como sinónimos, cuando son ambas muy distintas, ellas son: compasión y lástima.

Sentir tristeza por la situación de enfermedad, hambre o cualquier otro tipo de sufrimiento en la que vive otro ser vivo, es lo que nos da ese carácter de humanos, pero lo que se hace es bien distinto: la lástima es pasiva se reduce a simplemente tratar de ignorar la situación pese al dolor que nos embarga la injusticia que observamos, contrario a ello la compasión es activa, busca maneras de solución.

Y aún cuando es bien cierto que nadie esta obligado a lo imposible, hay varias maneras de apoyar.

Lo primero es, que si quieres ayudar a un animalito no basta con que sientas lástima es muy importante que sientas COMPASIÓN.

Y hay muchas formas de ayudar te lo puedo asegurar.

No sólo las personas que tienen el espacio para poder albergar animales se encuentran en la posibilidad de brindar apoyo a los más desprotegidos, todos lo podemos hacer de manera directa o indirecta.

Insisto, si tienes un lugar donde darle cabida a un perrito de la calle, ¡¡¡QUE ESPERAS HAZLO!!! El te lo agradecerá eternamente por darle cobijo temporal, por darle un rayito de esperanza en esa vida tan dura que le a tocado donde no a conocido más que golpes y malos tratos.

Pero si no tienes tiempo, dinero o espacio para dar cabida a un cachorro, hay otras maneras de brindar amor.

SE GENEROSO: Puedes llegar contigo en tu mochila o en el auto un poco de croquetas para perro, si encuentras en la calle una perrita desesperada en busca de alimento para poderse nutrir y para nutrir así sus bebés, un perro cansado, enfermo o viejo, te aseguró que ese pequeño bocado que le des, le hará más llevadero el día.

DONA: Desde dinero (en la cantidad que puedas desde cinco pesos hasta aquella que tu economía lo permita), alimento (la marca que sea, te juró que sus pancitas no distinguen costos), medicamentos, cobijitas, apoyo veterinario (si eres especialista en esta área), TIEMPO (si eres estudiante, ama de casa, desempleado y quieres ayudar pero no sabes como, siempre se necesitan voluntarios (para dar pláticas en escuelas, repartir folletos, enviar correos o responder solicitudes de adopción) pero sobre todo:

CONCIENTIZA ¿Cómo? Con el ejemplo, esteriliza a tu mascota, enseña a tus hijos, a tus sobrinos y a quién tengas cerca que un animal tiene sentimientos, que sufre y ama igual que nosotros, que tiene derechos, que no debe ser maltratado y en cambio sí, debe ser muy profundamente amado.

DIFUNDE: los conocimientos que adquieras sobre los animales dalos a conocer, con tu familia, con tus amigos, tus compañeros de escuela o de trabajo, tus alumnos o tus empleados. Saber y guardar información es igual a no saber nada.

SE ADULTO RESPONSABLE, no esperes que tus hijos pequeños se hagan cargo cien por ciento de una mascota, pues no lo harán el compromiso lo adquieres tú.

REPORTA: Si conoces de alguien que se dedique a la venta ilegal de animales, los maltrate e incluso se dedique a la pelea de perros NO SEAS COMPLICE, DENUNCIA.

Y las regla de oro que además nunca debes olvidar son:

NO seas racista, pues recuerda que un amigo se adopta no se compra, pero también medita bien el hecho de adoptar un perro, son animales que han sufrido mucho y en algunos casos les costará trabajo reintegrarse a la vida familiar. NO LOS DESCUIDES, si se te otorga la dicha de tener uno de ellos en tu hogar, no los dejes atados a los postes mientras te metes a comprar el pan, o lo dejes andar sin cadena o con la puerta abierta. Se muy cuidadoso, no lo hagas regresar al lugar del que tanta gente le ayudo para sacarlo.

Estas son sólo algunas de las formas de ayudar, si realizas alguna o varias, te aseguró que estarás ayudando y entonces te diremos a nombre de ellos:

GRACIAS

Categorías:Sensibilización

20 razones para amar un perro.

noviembre 10, 2011 2 comentarios

1. Nadie te seguirá incondicionalmente adonde quiera que vayas.El sí.
2. Te querrá igual si eres rico o pobre, guapo/a o feo/a.
3. Nunca te guardará rencor, aunque lo reprendas.
4. Siempre que te vea será féliz, por el simple hecho de saber que eres tú el que llegas a casa.
5. No te pedirá más que una caricia, o que le tires la pelota.
6. Si lloras, lo entiende perfectamente.
7. Si enfermas no se moverá de tu lado
8. Ha nacido para ser compañero del ser humano
9. Se conformará siempre con la comida que le dés, sin protestar como hacemos nosotros.
10. Harás ejercicio para pasearle.
11. Siempre te hará compañía.
12. Si tienes hijos, aprenderán a querer y respetar a los animales.
13. Te será fiel hasta la muerte.
14. Es capaz de dar mucho más de lo que recibe.
15. Si no has tenido nunca un animal, aprenderás lo que es quererlo.
16. Te hará reir, aunque de cachorrito haga alguna travesura.
17 .No le importa que le hayas puesto un nombre ridículo, se conforma con todo. El te amará igual.
18. Si le das un pequeño regalo, lo agradece siempre.
19. Solo con la mirada aprenderás a entenderle
20. El resto lo sabrás cuando se haya ido para siempre.

Categorías:Sensibilización
A %d blogueros les gusta esto: